Articulacion de la pierna entre el muslo y la espinilla

Dolor de espinillas

Anatomía de la pierna y la rodillaEl fémur, la rodilla y la parte inferior de la piernaLa extremidad inferior, comúnmente llamada pierna, está unida al cuerpo en la cintura pélvica por la articulación de la cadera y se divide en dos largos segmentos separados por la articulación de la rodilla: el muslo y la parte inferior de la pierna (pantorrilla y espinilla), esta última se extiende hasta el tobillo y el pie.  La extremidad inferior soporta el peso del cuerpo y permite la deambulación. Su capacidad de flexión y rotación facilita muchas funciones, como estar de pie, caminar, correr, saltar, montar a caballo, conducir, etc.    En consecuencia, cualquier patología de la extremidad inferior afecta gravemente a nuestra movilidad, lo que dificulta la mayoría de las actividades y ocupaciones cotidianas. FémurEl fémur
está principalmente ocupado por la tibia.Huesos y cartílagos de la rodillaLa articulación de la rodilla está formada por el extremo distal del fémur, el extremo proximal de la tibia y la rótula, un hueso móvil sostenido únicamente por tendones y ligamentos. Las superficies articulares de los huesos de la rodilla (fémur, cóndilos de la tibia y cara posterior de la rótula) están protegidas por un cartílago. Se trata de un tejido gomoso, brillante y liso, que reduce la fricción entre los huesos durante el movimiento y absorbe el impacto, evitando así la degeneración de las extremidades óseas. MeniscosLa rodilla se apoya en dos

Articulación del fémur y la tibia

El fémur o hueso del muslo se encuentra en la parte superior de la pierna y es el hueso más largo del cuerpo. El fémur se articula proximalmente con el acetábulo de la pelvis para formar la articulación de la cadera, y distalmente con la tibia y la rótula para formar la articulación de la rodilla.
Proximalmente, el fémur presenta cuatro regiones clave. La cabeza femoral se proyecta medial y superiormente y se articula con el acetábulo de la pelvis para formar la articulación de la cadera. Inmediatamente lateral a la cabeza se encuentra el cuello que conecta la cabeza con el eje. Es más estrecho que la cabeza para permitir un mayor rango de movimiento en la articulación de la cadera.
El eje desciende en una dirección ligeramente medial que está diseñada para acercar las rodillas al centro de gravedad del cuerpo, aumentando la estabilidad. Debido al ensanchamiento de la pelvis femenina, este ángulo es mayor en las mujeres y puede provocar una mayor inestabilidad de la rodilla.
El vértice de la rótula está orientado hacia abajo y se une a la tuberosidad de la tibia a través del ligamento rotuliano que se une a la superficie anterior. La base de la rótula está orientada hacia arriba y es el punto de unión del tendón del cuádriceps.

Tuberosidad tibial

La rodilla es una articulación compleja formada por diferentes estructuras, como huesos, tendones, ligamentos y músculos. Todos ellos trabajan juntos para mantener la función normal y proporcionar estabilidad a la rodilla durante el movimiento.
Tener una rodilla sana que funcione bien es esencial para nuestra movilidad y capacidad de participar en diversas actividades. Comprender la anatomía de la rodilla mejora su capacidad para discutir y elegir el procedimiento de tratamiento adecuado para los problemas de rodilla con su médico.
La rodilla es una articulación de bisagra formada por dos huesos, el hueso del muslo (fémur) y la espinilla (tibia). En el extremo del fémur hay dos perillas redondas llamadas cóndilos femorales que se articulan con la superficie plana de la tibia llamada meseta tibial. La meseta tibial en el interior de la pierna se llama meseta tibial medial, y en el exterior de la pierna se llama meseta tibial lateral.
Los dos cóndilos femorales forman un surco en la parte delantera (anterior) de la rodilla llamado surco patelofemoral. Un pequeño hueso llamado rótula se asienta en este surco y forma la rótula. Actúa como un escudo y protege la articulación de la rodilla de los traumatismos directos.

Hueso que soporta el peso de la pierna

La tibia, o hueso de la espinilla, se extiende por la parte inferior de la pierna, articulándose proximalmente con el fémur y la rótula en la articulación de la rodilla, y distalmente con los huesos del tarso, para formar la articulación del tobillo. Es el principal hueso que soporta el peso de la parte inferior de la pierna.
Proximalmente, la cabeza del peroné se articula con el cóndilo lateral de la tibia, y el bíceps femoral se une a la cabeza del peroné. Al igual que la tibia, el eje del peroné es triangular y los músculos numerus intervienen en la extensión y flexión del pie. Estos músculos se originan en la superficie del peroné e incluyen el extensor digitorum longus, el sóleo y el flexor hallucis longus, entre otros.