Como calmar el dolor de ciatica

Alivio inmediato del dolor de ciática en casa

El propósito de la Biblioteca Médica de Southern Cross es proporcionar información de carácter general para ayudarle a entender mejor ciertas condiciones médicas. Busque siempre el consejo médico específico para el tratamiento apropiado para usted. Esta información no pretende relacionarse específicamente con el seguro o los servicios de asistencia sanitaria proporcionados por Southern Cross. Para ver más artículos, vaya a la página del índice de la Biblioteca Médica.
La ciática puede aparecer en personas de 30 a 40 años como resultado de una actividad física extenuante, como el deporte o el levantamiento de objetos pesados, o en personas mayores como resultado del envejecimiento y la degeneración de la columna vertebral.    Se calcula que hasta el 40% de la población neozelandesa padecerá ciática en algún momento de su vida.
El dolor ciático se produce cuando hay presión o daño en el nervio ciático. La causa más común es una hernia discal (también conocida como hernia de disco o prolapso discal). Esto ocurre cuando uno de los discos blandos y llenos de gel entre las vértebras de la columna vertebral se abulta o se rompe, comprimiendo y/o irritando el nervio ciático.

Un movimiento para aliviar el dolor de ciática al instante

El dolor constante o las molestias intermitentes de la ciática pueden ir desde una sensación de calor y humedad en el muslo hasta un dolor punzante y abrasador a lo largo de la pierna. Los síntomas pueden aparecer en cualquier momento, por lo que es una buena idea contar con un plan de tratamiento.
Asegúrese de seguir las instrucciones del envase para evitar daños en la piel y los tejidos. La envoltura térmica puede llevarse bajo la ropa y suele adherirse directamente a la piel. Puedes utilizar este tratamiento cómodamente en casa o en el trabajo durante un brote de ciática.
Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento pueden ayudar a aliviar la tensión en la zona lumbar. El ejercicio también favorece la curación de los tejidos blandos, mejora el funcionamiento del sistema nervioso y puede disminuir la sensibilidad al dolor.1 Los ejercicios para la ciática incluyen técnicas que ayudan a aliviar la presión sobre las raíces del nervio ciático y a fortalecer la parte inferior de la columna vertebral, el abdomen y las piernas.
El uso de la terapia de infrarrojos o de calor antes de un ejercicio ayuda a calentar y aflojar la rigidez de los tejidos. Puedes utilizar una bolsa de hielo después del ejercicio para tratar cualquier dolor o molestia. Se pueden hacer estiramientos sencillos en casa o en la oficina cuando se tienen síntomas de ciática recurrentes o que se agudizan. Haz siempre ejercicio dentro de los límites tolerables y empieza con 2 ó 3 repeticiones, subiendo poco a poco a 5.

Alivio inmediato del dolor de ciática

La mayoría de la gente sabe lo que significa la ciática: un dolor en la parte baja de la espalda que se irradia hacia abajo, hacia el glúteo izquierdo o derecho, hacia la pierna y a veces hasta el pie. En algunos casos, el dolor puede ser insoportable y, aunque resulte difícil de creer, la ciática suele desaparecer en 3 meses con un tratamiento conservador. Ese “tratamiento conservador” al que nos referimos aquí son terapias no invasivas que se pueden realizar en la comodidad de su propia casa.
Las 5 terapias caseras para la ciática que se indican a continuación son buenas opciones para las personas que han comenzado a experimentar recientemente el dolor del nervio ciático o cuyo dolor no es grave, pero le insto a obtener la aprobación de su médico antes de probar cualquiera de estos tratamientos caseros. Si llevas varias semanas con ciática o tienes un dolor debilitante en la parte baja de la espalda y en las piernas, deberías consultar a tu médico.
Puede parecer poco natural hacer ejercicio cuando se tiene dolor, pero las investigaciones sugieren que descansar demasiado puede agravar los síntomas de la espalda y las piernas. En su lugar, incorpora ejercicios suaves a tu día a día para aliviar la ciática. La clave está en la suavidad: El ejercicio no debe ser doloroso ni extenuante. Un paseo alrededor de la manzana (sí, ya sé que no es en casa, pero está lo suficientemente cerca) es un gran ejemplo de actividad física que mantiene su columna vertebral fuerte sin hacer ningún daño adicional. Además de fortalecer la columna vertebral (por ejemplo, los ejercicios para el tronco, una columna vertebral más fuerte protege mejor contra el dolor), el ejercicio desencadena la liberación de endorfinas para reducir la percepción del dolor.

Ejercicios para aliviar el dolor de ciática

Caminar es un método sorprendentemente eficaz para aliviar el dolor de ciática, ya que caminar regularmente estimula la liberación de endorfinas que combaten el dolor y reduce la inflamación. Por otro lado, una mala postura al caminar puede agravar los síntomas de la ciática.1
Una postura incorrecta al caminar puede comprimir los discos lumbares2 e irritar el nervio ciático. En general, hay que tener en cuenta el contacto inicial del pie, la longitud de la zancada y la velocidad de la marcha para evitar el dolor de ciática.
La participación activa de los músculos abdominales protege las raíces del nervio ciático al minimizar la presión sobre la columna vertebral. El estrés y la fatiga de estos músculos aumentan considerablemente cuando se camina de forma incorrecta.2 Un núcleo débil, a su vez, puede causar más dolor de espalda y agravar los síntomas de la ciática.