Cupula diafragmatica

Tratamiento de la eventración diafragmática

aIQ City Medical College y Narayana Multispecialty Hospital, Durgapur, IndiaabDepartamento de Medicina, Kamineni Institute of Medical Sciences, Narketpally, IndiaacDepartamento de Radiología, IQ City Medical College y Narayana Multispecialty Hospital, Durgapur, India
La parálisis diafragmática unilateral se sospecha a menudo cuando se encuentra un hemidiafragma anormalmente elevado en la radiografía de tórax. La radiografía de tórax tiene una alta sensibilidad para la parálisis diafragmática. Un varón de 67 años se presentó en el hospital con una historia de 4 meses de disnea de esfuerzo que mejoraba después de hacer reposo. El paciente tenía una función física cardíaca y respiratoria normal. También tenía un electrocardiograma normal y una buena función sistólica en la ecocardiografía. Una prueba en cinta rodante reveló cambios en el segmento ST durante las fases de ejercicio máximo y de recuperación. En la radiografía de tórax, su hemidiafragma derecho se mostró significativamente elevado. Se realizaron más investigaciones para descartar una parálisis diafragmática, y los hallazgos dieron un giro sorprendente hacia un diagnóstico totalmente diferente.

Radiología de la joroba diafragmática

Respuesta 1b y c. Colapso del lóbulo medio derecho y del lóbulo inferior derechoLa TC sugiere un colapso combinado del lóbulo medio derecho y del lóbulo inferior derecho. Las anomalías están marcadas con flechas. La figura 2 representa los cortes axiales de la TC en las ventanas pulmonar y mediastínica que muestran el colapso del lóbulo medio derecho (flecha) y el colapso del lóbulo inferior (cabeza de flecha) con una cúpula elevada del diafragma (flecha discontinua). La figura 3, es decir, las secciones sagital y coronal en la ventana pulmonar, también muestra el colapso del lóbulo medio derecho (flecha), el colapso del lóbulo inferior (cabeza de flecha) y el colapso combinado de los lóbulos medio e inferior (flecha discontinua).El colapso combinado de los lóbulos medio e inferior o atelectasia puede ser difícil de detectar en una radiografía de tórax. El diagnóstico debe sospecharse en pacientes con un hilio derecho pequeño o un lóbulo superior derecho hiperinflado y oligémico y un diafragma elevado. A veces, un colapso combinado imita un colapso del lóbulo inferior. Debido a estas características inusuales, el colapso combinado requiere una TC para su confirmación [1].Tarea 2¿Cuál podría ser la causa del colapso en este caso?

Radiología de la eventración diafragmática

La eventración diafragmática se refiere a una ubicación anormal del diafragma, el principal músculo que interviene en la respiración y que normalmente se encuentra debajo de los pulmones. En la eventración diafragmática, el diafragma está situado demasiado alto en el cuerpo, ya sea por problemas con los nervios que irrigan el músculo o con el propio músculo. En los casos más graves, esto puede comprimir los pulmones e interferir en la respiración.
La mayoría de los casos de eventración del diafragma pueden estar presentes al nacer (congénitos) o desarrollarse debido a una lesión, un traumatismo o una infección. El diafragma recibe el suministro de un importante nervio llamado nervio frénico; si este nervio se lesiona, el diafragma puede desplazarse hacia arriba y el músculo puede ser sustituido por tejido fibroelástico y rígido con el tiempo, lo que conduce a la eventración del diafragma.
A veces, sobre todo en personas sin síntomas graves, la eventración del diafragma puede ser un hallazgo incidental durante una radiografía. Además de los estudios de imagen, la respiración suele evaluarse mediante pruebas de función pulmonar para determinar el grado de compromiso de la respiración.

Eventración diafragmática congénita

El término “eventración diafragmática” se utiliza en la práctica habitual para describir una condición de relajación de la cúpula diafragmática. Puede presentarse al nacer como una condición congénita debido a un defecto del desarrollo diafragmático o en una etapa posterior de la vida como una condición adquirida (‘parálisis diafragmática adquirida’ o ‘elevación diafragmática adquirida’).
Presentamos el caso de una mujer afroamericana de 37 años de edad con una historia médica anterior poco destacable, que negó cualquier antecedente de traumatismo o cirugía previa. Acudió al servicio de urgencias con una historia de 6 meses de empeoramiento de la disnea de esfuerzo. También había estado experimentando un empeoramiento de la distensión abdominal y estreñimiento que requería el uso de laxantes.
En la exploración física era obesa (IMC 34), pero su estado general era bueno. No había anomalías en la exploración torácica y abdominal, salvo una disminución del sonido respiratorio en la base del pulmón izquierdo. Una radiografía de tórax mostró una elevación sustancial del hemidiafragma izquierdo (Figura 1). Un TAC de tórax mostró un colon izquierdo masivamente distendido bajo el diafragma izquierdo (Figura 2).  Una “prueba de olfato” (evaluación fluoroscópica de la función diafragmática) mostró un movimiento paradójico del hemidiafragma elevado.