Diafragmatica

Beneficios de la respiración diafragmática

Un diafragma débil o paralizado a menudo se diagnostica erróneamente y se deja sin tratar, causando problemas respiratorios que pueden empeorar con el tiempo. Aunque existen varias opciones de tratamiento médico, la cirugía sigue siendo la forma más eficaz de tratar un diafragma paralizado o debilitado.
El diafragma es un músculo grande que se encuentra debajo de los pulmones y el corazón. El diafragma es importante porque es el principal músculo que facilita la respiración. Cuando el diafragma se contrae, se hace más pequeño, haciendo que los pulmones se expandan en la cavidad torácica y permitiendo que el aire entre en los pulmones (inhalación). Cuando se relaja, se agranda, provocando una disminución del tamaño de los pulmones y forzando la salida del aire (exhalación).
El diafragma está controlado por el nervio frénico, un nervio que está unido a la columna cervical, la zona de la médula espinal que se encuentra en el cuello. Una parálisis del diafragma rara vez está causada por una lesión del propio diafragma, sino por una lesión del nervio frénico o de la columna cervical.
Los pacientes con un diafragma paralizado experimentan debilidad del diafragma y tienen una capacidad respiratoria reducida o son incapaces de controlar su respiración voluntaria. También tienen dificultades para mantener un intercambio de gases adecuado, ya que los pulmones no son capaces de inhalar y exhalar el aire exterior con la misma eficacia. Esto se debe a que el nervio frénico envía señales débiles al diafragma para que se relaje o se contraiga, o no es capaz de enviar ninguna señal a una parte del diafragma o a todo el diafragma.

¿es normal la respiración diafragmática?

El diafragma torácico, o simplemente el diafragma (griego antiguo: διάφραγμα, romanizado: diáphragma, lit. ‘partición’), es una lámina de músculo esquelético interno[2] en los seres humanos y otros mamíferos que se extiende por la parte inferior de la cavidad torácica. El diafragma es el músculo más importante de la respiración[3] y separa la cavidad torácica, que contiene el corazón y los pulmones, de la cavidad abdominal: cuando el diafragma se contrae, el volumen de la cavidad torácica aumenta, creando una presión negativa en ella, que atrae el aire hacia los pulmones[4] Su elevado consumo de oxígeno se nota por las numerosas mitocondrias y capilares presentes; más que en cualquier otro músculo esquelético[3].
El término diafragma en anatomía, creado por Gerardo de Cremona,[5] puede referirse a otras estructuras planas como el diafragma urogenital o el diafragma pélvico, pero “el diafragma” se refiere generalmente al diafragma torácico. En los seres humanos, el diafragma es ligeramente asimétrico: su mitad derecha es más alta (superior) que la izquierda, ya que el hígado grande descansa debajo de la mitad derecha del diafragma. También existe la teoría de que el diafragma está más bajo en el otro lado debido a la presencia del corazón.

Vídeo de la respiración diafragmática

Una hernia diafragmática es un defecto de nacimiento en el que hay una abertura anormal en el diafragma. El diafragma es el músculo situado entre el pecho y el abdomen que ayuda a respirar. La abertura permite que parte de los órganos del vientre se desplacen hacia la cavidad torácica, cerca de los pulmones.Causas
La hernia diafragmática es un defecto poco frecuente. Se produce durante el desarrollo del bebé en el útero. El diafragma no está completamente desarrollado. Por ello, órganos como el estómago, el intestino delgado, el bazo, parte del hígado y el riñón pueden ocupar parte de la cavidad torácica.La HDC suele afectar a un solo lado del diafragma. Es más frecuente en el lado izquierdo. A menudo, el tejido pulmonar y los vasos sanguíneos de la zona tampoco se desarrollan con normalidad. No está claro si la hernia diafragmática es la causa del subdesarrollo del tejido pulmonar y los vasos sanguíneos, o al revés.El 40 por ciento de los bebés con esta afección tienen también otros problemas. Tener un padre o un hermano con esta afección aumenta el riesgo.Síntomas

Técnica de respiración diafragmática

Concentrar la respiración es una forma eficaz de favorecer la relajación del cuerpo. Al practicar la respiración diafragmática, el estómago, en lugar del pecho, se mueve con cada respiración, expandiéndose al inhalar y contrayéndose al exhalar.    Prestar atención deliberadamente a cada respiración sirve para distraer y tranquilizar la mente.
La respiración diafragmática ofrece beneficios específicos a quienes padecen síntomas gastrointestinales: La activación del diafragma crea una suave acción de masaje que sienten los órganos internos como los intestinos y el estómago, lo que puede reducir el dolor abdominal, la urgencia, la hinchazón y el estreñimiento. Mientras se realiza la respiración diafragmática, se facilita la activación del sistema parasimpático, que puede considerarse como la respuesta de relajación del cuerpo o el estado de “descanso y digestión”. La respiración diafragmática puede ayudar en situaciones específicas relacionadas con el tracto gastrointestinal:
Cuando se aprende por primera vez la respiración diafragmática, es habitual sentir cierta inquietud o mareo.    Acelere la respiración si se siente mareado. Después de una sesión de respiración diafragmática, dése tiempo para adaptarse a su entorno: no se ponga de pie demasiado rápido.