Dolor del nervio ciatico

Localización del dolor del nervio ciático

El dolor de ciática suele describirse con una gran variedad de características. Este dolor puede empeorar con el tiempo y llegar a ser debilitante. El dolor puede aparecer y desaparecer o permanecer durante períodos más largos y puede aliviarse con ciertas posturas, ejercicios y/o medicamentos.
El dolor suele ser el primer síntoma de la ciática y suele indicar una irritación o inflamación del nervio. Cuando se produce una compresión del nervio, pueden aparecer síntomas neurológicos: Vídeo de causas y síntomas de la ciática
La radiculopatía se refiere al dolor causado por la compresión de una o varias raíces nerviosas de la columna vertebral. La ciática se produce cuando una o más raíces nerviosas de L4 a S3 se irritan o comprimen debido a condiciones como una hernia discal, estenosis o degeneración. El dolor radicular de la raíz del nervio ciático suele sentirse en el muslo, la pantorrilla y/o el pie, lejos del origen real del problema.
El dolor ciático puede ir acompañado de otros síntomas y suele afectar a una o varias regiones de la espalda baja, el muslo, la pierna y el pie. Si la duración del dolor es inferior a 8 semanas, se denomina ciática aguda. La duración del dolor de más de 8 semanas se describe como ciática crónica.1

Alivio del dolor del nervio ciático por la noche

¿Alguna vez se ha pellizcado un nervio al levantar una caja pesada o al mover muebles? Te agachas, levantas y bam, un dolor punzante te recorre la pierna. A todos nos ha pasado, pero en algunos casos este dolor puede durar más de lo habitual, a veces durante semanas. Si este es el caso, el culpable podría ser la neuritis ciática, más conocida como ciática.
La ciática afecta a casi tres millones de estadounidenses cada año. Las personas con ciática sufren un dolor que se irradia desde la parte baja de la espalda hasta la pierna y que puede alterar la vida cotidiana. Pero con la orientación adecuada, incluso los síntomas más molestos -como el dolor de cadera y el entumecimiento- pueden resolverse.
El nervio ciático es el mayor del cuerpo y está unido por cinco raíces nerviosas. El nervio ciático, que se extiende por las nalgas y el muslo hasta la planta del pie, tiene como función principal conectar la médula espinal con la piel y los músculos de la zona de la columna lumbar. La compresión, la irritación o la inflamación de esta fibra pueden provocar un dolor insoportable en el nervio. Si no se trata, la ciática puede causar daños nerviosos a largo plazo.

Síntomas del dolor del nervio ciático

El nervio ciático es el más largo y ancho del cuerpo humano. Comienza en la columna lumbar y se ramifica para recorrer cada cadera, nalga, muslo, pantorrilla y pie. El nervio ciático inerva múltiples músculos y células de la piel en las extremidades inferiores.
Cuando el nervio ciático se pellizca, se irrita, se presiona o se inflama, desencadena un conjunto de dolores y síntomas nerviosos conocidos como “ciática”. La ciática es un efecto secundario común de múltiples afecciones que afectan a la columna lumbar. Siga leyendo para conocer 5 afecciones médicas que suelen provocar dolor en el nervio ciático.
El signo distintivo de la ciática es un dolor unilateral que comienza en la parte baja de la espalda y se irradia hacia la nalga, el muslo, la pantorrilla y el pie. La ciática rara vez afecta a ambos lados del cuerpo. Los síntomas pueden aparecer en cualquier parte del recorrido del nervio, pero el dolor suele ser más intenso en la pierna y el pie que en la parte baja de la espalda. Los síntomas incluyen:
Los discos intervertebrales se sitúan entre las vértebras de la columna vertebral, proporcionando apoyo, amortiguación y absorción de impactos. Cada disco contiene un núcleo blando y gelatinoso rodeado por una cubierta exterior resistente. La edad y el desgaste natural con el paso del tiempo hacen que los discos vertebrales se resequen, se debiliten y desarrollen pequeños desgarros. Los ligamentos de soporte también empiezan a debilitarse, lo que hace que el disco se deslice y se salga de su sitio. Con el tiempo, la presión y los cambios degenerativos pueden hacer que el núcleo gelatinoso se salga por un desgarro en la capa exterior, una situación que se denomina hernia discal. Una hernia discal también puede producirse repentinamente a causa de un accidente traumático, como una caída, un accidente de tráfico o un accidente deportivo.

Diga adiós al dolor del nervio ciático en sólo 10 minutos con este método natural

El propósito de la Biblioteca Médica de Southern Cross es proporcionar información de carácter general para ayudarle a entender mejor ciertas condiciones médicas. Busque siempre el consejo médico específico para el tratamiento apropiado para usted. Esta información no pretende relacionarse específicamente con el seguro o los servicios de atención médica proporcionados por Southern Cross. Para ver más artículos, vaya a la página del índice de la Biblioteca Médica.
La ciática puede aparecer en personas de 30 a 40 años como resultado de una actividad física extenuante, como el deporte o el levantamiento de objetos pesados, o en personas mayores como resultado del envejecimiento y la degeneración de la columna vertebral.    Se calcula que hasta el 40% de la población neozelandesa padecerá ciática en algún momento de su vida.
El dolor ciático se produce cuando hay presión o daño en el nervio ciático. La causa más común es una hernia discal (también conocida como hernia de disco o prolapso discal). Esto ocurre cuando uno de los discos blandos y llenos de gel entre las vértebras de la columna vertebral se abulta o se rompe, comprimiendo y/o irritando el nervio ciático.