Dolor gluteo derecho y pierna

Últimas etapas de la ciática

Ciática es el nombre de un síndrome que se caracteriza por un dolor que se irradia a lo largo del recorrido del nervio ciático. El nervio ciático es el más largo y voluminoso del cuerpo: tiene el grosor de uno de los dedos de la mano cuando nace en la parte baja de la columna vertebral. A continuación, viaja desde la parte baja de la espalda, pasando por la cadera y las nalgas, hasta llegar a la pierna, donde se divide en dos ramas a la altura de la rodilla. Cada pierna tiene su propio nervio ciático.
El dolor de la ciática se siente a lo largo del recorrido del nervio ciático y puede sentirse en lo más profundo de la nalga, con un dolor que baja por la parte posterior de la pierna, a veces hasta el pie. El dolor puede ir acompañado de hormigueo, “pinchazos” o entumecimiento, y a veces de debilidad muscular en la pierna.
La ciática suele sentirse en una sola pierna a la vez. A veces, puede percibirse una sensación parecida a una descarga eléctrica a lo largo del nervio. El dolor del nervio puede variar desde un dolor leve hasta un dolor incapacitante. El dolor del nervio ciático suele sentirse al estornudar, toser, ir al baño o cuando se está sentado, y puede ir acompañado de dolor en la parte baja de la espalda.

Cómo aliviar el dolor de los nervios en la pierna

La ciática se refiere al dolor, la debilidad, el entumecimiento o el hormigueo en la pierna. Está causada por una lesión o presión sobre el nervio ciático. La ciática es un síntoma de un problema médico. No es una condición médica en sí misma.Causas
La ciática se produce cuando hay presión o daño en el nervio ciático. Este nervio comienza en la parte baja de la espalda y baja por la parte posterior de cada pierna. Este nervio controla los músculos de la parte posterior de la rodilla y de la pierna. También proporciona sensibilidad a la parte posterior del muslo, a la parte externa y posterior de la pierna y a la planta del pie.Las causas más comunes de la ciática son:Los hombres de entre 30 y 50 años son más propensos a tener ciática.Síntomas
El dolor de la ciática puede variar mucho. Puede sentirse como un leve hormigueo, un dolor sordo o una sensación de ardor. En algunos casos, el dolor es lo suficientemente intenso como para que la persona no pueda moverse. Algunas personas tienen un dolor agudo en una parte de la pierna o la cadera y entumecimiento en otras partes. El dolor o el entumecimiento también pueden sentirse en la parte posterior de la pantorrilla o en la planta del pie. La pierna afectada puede sentirse débil. A veces, el pie se engancha en el suelo al caminar.El dolor puede empezar lentamente. Puede empeorar:Exámenes y pruebas

Qué causa el brote de ciática

La ciática es un dolor punzante que comienza en la parte baja de la espalda, se irradia a las nalgas y desciende por la parte posterior de una pierna. El dolor suele estar causado por la presión ejercida sobre el nervio ciático por una hernia discal, espolones óseos o una distensión muscular (Fig. 1). Usted desempeña un papel importante en la prevención, el tratamiento y la recuperación del dolor de piernas. Suele mejorar con reposo, fisioterapia y otras medidas de autocuidado. El dolor crónico puede mejorarse con cirugía.
Figura 1. El nervio ciático está formado por los nervios espinales L4 a S3. Los dos nervios ciáticos recorren la pelvis y bajan por la parte posterior de cada pierna. Cada nervio se divide en un nervio peroneo y otro tibial para proporcionar la sensibilidad y el control muscular de las piernas y los pies.
El dolor ciático agudo se produce de forma repentina y suele curarse en varios días o semanas. La gravedad está directamente relacionada con la magnitud de la lesión tisular. El origen del dolor puede estar en las articulaciones de la columna vertebral, los discos, los nervios o los músculos y ligamentos.
El dolor ciático crónico persiste durante más de 3 meses y su origen puede ser difícil de determinar. El dolor crónico puede sentirse todo el tiempo o empeorar con determinadas actividades. Entre los factores que contribuyen a este dolor se encuentran las lesiones nerviosas, la cicatrización de los tejidos, la artritis o los efectos mentales del dolor. Las personas con síntomas crónicos pueden ser remitidas a un especialista en dolor (véase Tratamiento del dolor).

Ciática

El síndrome del piriforme es una afección en la que el músculo piriforme, situado en la región de las nalgas, sufre espasmos y provoca dolor en las nalgas. El músculo piriforme también puede irritar el nervio ciático cercano y causar dolor, entumecimiento y hormigueo a lo largo de la parte posterior de la pierna y hasta el pie (similar al dolor ciático).
Cualquiera de los problemas anteriores, o una combinación de ellos, puede afectar al músculo, provocando dolor en las nalgas, y puede afectar al nervio ciático adyacente (provocando dolor, hormigueo o entumecimiento en la parte posterior del muslo, la pantorrilla o el pie).
El síndrome del piriforme suele diagnosticarse mediante un proceso de descarte de otras posibles afecciones que puedan estar causando los síntomas del paciente, como una hernia discal lumbar o una disfunción de la articulación sacroilíaca.