Ejercicios de cuello en casa

beneficios de los ejercicios para el cuello

El ejercicio es una parte vital del tratamiento de la columna vertebral después de una lesión o cirugía. Los ejercicios terapéuticos activos distribuyen nutrientes en el espacio discal, las articulaciones y los tejidos blandos del cuello. Una rutina regular de ejercicios ayuda a los pacientes a mejorar la movilidad y la fuerza, a minimizar las recidivas y a reducir la gravedad y la duración de posibles episodios futuros de dolor de cuello y brazos.
Le recomendamos encarecidamente que consulte con su médico o fisioterapeuta antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Los siguientes son ejercicios generales para quienes tienen síntomas en el cuello y los brazos. Pueden ser necesarias modificaciones para condiciones específicas de la columna vertebral. NO ignore el dolor. Si siente que el dolor aumenta o se extiende al hombro y al brazo, no continúe con la actividad.
1. Estiramiento del trapecio superior: Siéntese erguido con una buena postura manteniendo los hombros abajo. Agarre la parte inferior del asiento con una mano. Gire ligeramente la oreja hacia el hombro hasta sentir un estiramiento confortable en el lado opuesto del cuello. Mantenga esa posición durante 20 segundos. Repita a cada lado 3 veces. Realice este ejercicio 2 veces al día.

vídeo de ejercicios para el cuello

Sentado con una buena postura, deja caer la cabeza hacia el hombro. Puede aplicar presión con la mano como se muestra. También puede sujetarse a la silla con la mano contraria. Mantenga 30 segundos, repita 3 veces.
Mantenga la cabeza en una posición neutral en todo momento. Aplique presión a su cabeza en las siguientes posiciones durante 5 segundos y luego relájese. Flexión: coloque la mano en la frente. Extensión: coloque la mano en la parte posterior de la cabeza.
Coloque una toalla enrollada alrededor del cuello y sujete los extremos con las manos. Lentamente, mire hacia arriba todo lo que pueda, haciendo rodar la cabeza sobre la toalla. Aplique una suave presión sobre la toalla para sostener la columna cervical mientras extiende la cabeza hacia atrás. No mantenga la posición. En su lugar, vuelva a la posición inicial. Repita la operación 10 veces.

ejercicios de estiramiento del cuello con imágenes

Cuando los músculos del cuello y de la parte superior de la espalda se debilitan, la cabeza se inclina hacia delante y aumenta la tensión en la columna cervical, lo que puede provocar dolor de cuello. Fortalecer estos músculos puede ayudar a mejorar la postura y acercar la cabeza a la posición neutra (con las orejas directamente sobre los hombros).
Los músculos escalenos (laterales del cuello) y suboccipitales (parte inferior de la cabeza y parte superior del cuello) se estiran con mayor eficacia junto con el fortalecimiento de los músculos posturales debilitados, incluidos los extensores torácicos superiores y los flexores cervicales profundos.
Uno de los ejercicios posturales más eficaces para combatir el dolor de cuello es el ejercicio de retracción de la barbilla. Este ejercicio ayuda a fortalecer los músculos que tiran de la cabeza hacia atrás para alinearla sobre los hombros (extensores torácicos superiores) y también estira los músculos escalenos y suboccipitales.
La persona puede sentir un cierto estiramiento de los músculos escalenos en el lado del cuello que baja hasta la clavícula. Estos músculos, junto con los músculos suboccipitales de la parte superior del cuello y la base del cráneo, suelen ser los músculos tensos. Los músculos de la parte delantera del cuello y los de la parte superior de la espalda suelen ser los músculos débiles que hay que fortalecer.

ejercicios para el cuello gimnasio

Los ejercicios para el cuello son una parte común de casi cualquier plan de tratamiento para el dolor de cuello. Un programa típico de ejercicios para el cuello consistirá en una combinación de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, acondicionamiento aeróbico y, posiblemente, ejercicios de puntos gatillo.
Cuando los músculos del cuello, el pecho y la parte superior de la espalda se debilitan, se tensan y/o se alargan, los hombros pueden redondearse y la cabeza se inclina hacia delante. Esta mala postura, a su vez, ejerce más presión sobre las articulaciones facetarias y los discos intervertebrales de la columna cervical, así como sobre los músculos y los ligamentos.
Una mala postura con la cabeza demasiado adelantada puede provocar un dolor de cuello crónico o recurrente que también puede ir acompañado de rigidez en las articulaciones, dolor en la parte superior de la espalda, dolor en los omóplatos y dolores de cabeza. Afortunadamente, un programa de ejercicios para el cuello puede ayudar a tratar la mayoría de estos síntomas de la siguiente manera:
Estiramientos para el cuelloLos ejercicios de flexibilidad y estiramiento pueden ampliar o preservar la amplitud de movimiento y la elasticidad en las articulaciones cervicales (del cuello) afectadas, y así aliviar la rigidez que acompaña al dolor. Como regla general, es mejor realizar los estiramientos del cuello todos los días, y algunos de ellos pueden realizarse varias veces al día.