Nervio del brazo

Nervio musculocutáneo

El nervio radial es un nervio del cuerpo humano que irriga la porción posterior del miembro superior. Inerva las cabezas medial y lateral del músculo tríceps braquial del brazo, así como los 12 músculos del compartimento osteofascial posterior del antebrazo y las articulaciones asociadas y la piel suprayacente.
El nervio radial y sus ramas proporcionan inervación motora a los músculos dorsales del brazo (el tríceps braquial y el ancóneo) y a los extensores extrínsecos de las muñecas y las manos; también proporciona inervación sensorial cutánea a la mayor parte del dorso de la mano, excepto al dorso del dedo meñique y a la mitad adyacente del dedo anular (que están inervados por el nervio cubital).
El nervio radial se origina como una rama terminal del cordón posterior del plexo braquial[1] y atraviesa el brazo, primero en el compartimento posterior del brazo, y más tarde en el compartimento anterior del brazo, y continúa en el compartimento posterior del antebrazo.
El nervio radial se origina en el cordón posterior del plexo braquial con valores radiculares de C5 a C8 y T1. Desde el plexo braquial, se desplaza por detrás de la tercera parte de la arteria axilar (parte de la arteria axilar distal al pectoral menor). En el brazo, discurre por detrás de la arteria braquial y luego entra en el espacio triangular inferior para alcanzar el surco radial de la parte posterior del húmero[1]. Se desplaza hacia abajo junto con la arteria braquial profunda, entre las cabezas lateral y medial del tríceps braquial, hasta alcanzar la cara lateral del brazo a 5 cm por debajo de la tuberosidad deltoidea, donde perfora el tabique intermuscular lateral para alcanzar el compartimento anterior del brazo. A continuación, desciende hasta cruzar el epicóndilo lateral del húmero, donde el nervio termina ramificándose en rama superficial y profunda que continúa en la fosa cubital y luego en el antebrazo[2].

Nervio radial

Probablemente haya experimentado el dolor, el entumecimiento y el hormigueo que se producen cuando se golpea el “hueso de la risa”. Imagínese que tuviera constantemente esa sensación en el brazo, la mano o los dedos. Así es la vida de muchas personas con un trastorno de atrapamiento nervioso.
El síndrome del túnel carpiano está causado por un pinzamiento del nervio mediano. Puede tener dolor, entumecimiento y hormigueo en el pulgar y los tres primeros dedos. El dolor puede subir por el brazo y puede haber debilidad en la mano.
El síndrome del túnel cubital se refiere a la compresión del nervio cubital. Provoca una sensación de “pinchazos” en los dedos anular y meñique, sobre todo al doblar el codo. El agarre de la mano puede debilitarse y se puede perder la coordinación de los dedos.
El síndrome del túnel radial está causado por la compresión del nervio radial. Puede sentir un dolor a lo largo de la parte superior del antebrazo, especialmente cuando estira la muñeca o los dedos. También puede tener debilidad en el brazo y la muñeca.

Dolor nervioso en el brazo

El nervio cubital se desprende del sistema nervioso del plexo braquial y desciende por la parte posterior e interior del brazo hasta la mano. El nervio cubital transmite señales eléctricas a los músculos del antebrazo y la mano. El nervio cubital también es responsable de la sensibilidad del cuarto y quinto dedos (anular y meñique) de la mano, parte de la palma y la parte inferior del antebrazo.
El atrapamiento del nervio cubital puede causar dolor, entumecimiento y hormigueo en el antebrazo y en los dedos cuarto y quinto. En casos graves, el atrapamiento del nervio cubital puede causar debilidad en la mano y pérdida de masa muscular.
Tras una historia clínica y una exploración física detalladas, el médico puede solicitar pruebas adicionales, como una electromiografía (EMG) y un estudio de conducción nerviosa (NCS), para evaluar el funcionamiento de los músculos y los nervios.    Una EMG mide la actividad muscular en curso y la respuesta del músculo a su estimulación nerviosa. Un NCS mide la cantidad y la velocidad de conducción de un impulso eléctrico a través de un nervio.
El atrapamiento del nervio cubital en el codo puede producirse cuando hay un estiramiento prolongado del nervio al mantener el codo completamente doblado o cuando hay una presión directa sobre el nervio al apoyar el codo contra una superficie sólida. El atrapamiento en la muñeca puede producirse cuando hay una presión directa sobre el nervio al apoyarse en el manillar durante los largos paseos en bicicleta o el uso prolongado de herramientas manuales. De forma similar al fenómeno de que el brazo de una persona “se duerma” o “se golpee el hueso de la risa”, un nervio cubital pinzado puede provocar hormigueo, dolor y entumecimiento.

Nervios del brazo y del hombro

El nervio cubital es uno de los tres nervios principales del brazo. Viaja desde el cuello hasta la mano y puede comprimirse en varios lugares, como debajo de la clavícula o en la muñeca. El lugar más común de compresión del nervio es detrás de la parte interior del codo. La compresión del nervio cubital en el codo se llama “síndrome del túnel cubital”.
El entumecimiento y el hormigueo en la mano y los dedos son síntomas comunes del síndrome del túnel cubital. En la mayoría de los casos, los síntomas pueden controlarse con tratamientos no quirúrgicos, como cambios en las actividades y el uso de aparatos ortopédicos. Si los métodos no quirúrgicos no mejoran los síntomas, o si la compresión del nervio provoca debilidad muscular o daños en la mano, el médico puede recomendar la cirugía.
En el codo, el nervio cubital viaja a través de un túnel de tejido (el túnel cubital) que pasa por debajo de una protuberancia de hueso en la parte interior del codo. Esta protuberancia ósea se llama epicóndilo medial. El lugar donde el nervio pasa por debajo del epicóndilo medial se conoce comúnmente como “hueso de la risa”. En el hueso de la risa, el nervio está cerca de la piel, y los golpes provocan una sensación de choque.