Nervio iliaco

Daño al nervio ciático

Escrito por el Dr. Stewart G. Eidelson y Kristin Della Volpe; revisado por el Dr. Jeffrey C. Wang La guía universal de la ciática: Todo lo que siempre quiso saber, directamente de los expertos.
En este artículo: ¿Qué es la ciática?      | ¿Qué es el nervio ciático?      | ¿Cuáles son los síntomas comunes de la ciática?      | ¿Qué causa la ciática?      | ¿Cómo se diagnostica la ciática?      | ¿Cuáles son algunos de los tratamientos no quirúrgicos para la ciática?      | ¿Necesita Cirugía de Ciática?      | ¿Qué tipo de cirugía de ciática necesita?      | Fuentes
El agudo, disparando el dolor del nervio de la ciática puede quitar el aliento. Cuando el dolor de espalda baja se irradia a través de las nalgas y la pierna, los síntomas se conocen como ciática. Aunque la ciática es frecuente -afecta hasta al 40% de los adultos-, hay muchas ideas erróneas sobre lo que es la ciática.
La ciática no es un trastorno en sí mismo, sino un término general utilizado para describir el dolor que se produce cuando las raíces nerviosas de la columna lumbosacra (parte baja de la espalda) se comprimen (pellizcan), se irritan o se inflaman, a menudo a causa de una hernia discal u otro estrechamiento del canal espinal (llamado estenosis). La ciática puede ir acompañada de entumecimiento y debilidad muscular.

Dolor del nervio ciático

El síndrome de atrapamiento del nervio ilioinguinal es un síndrome de dolor muscular abdominal, caracterizado por la tríada clínica de dolor de tipo muscular en la fosa ilíaca con un patrón de radiación característico, una percepción sensorial alterada en la zona de inervación cutánea del nervio ilioinguinal y un punto gatillo bien circunscrito medial y por debajo de la espina ilíaca anterosuperior. El alivio del dolor mediante la infiltración de un anestésico local confirma el diagnóstico. Este informe describe de forma retrospectiva el cuadro clínico del atrapamiento del nervio ilioinguinal en 32 pacientes, principalmente no quirúrgicos. En 14 casos se estableció un diagnóstico definitivo y en 18 pacientes el diagnóstico se consideró probable. El retraso medio en el diagnóstico fue de 12,8 meses. Un mejor conocimiento de este síndrome puede evitar investigaciones invasivas y suponer un ahorro de costes.

Inervación del nervio ciático

El nervio ciático es el mayor y más largo del cuerpo humano, se origina en la base de la columna vertebral y recorre la parte posterior de cada pierna hasta llegar al pie.1,2 En su punto más grueso, es tan ancho como un pulgar adulto.
Un nervio ciático sano está bien protegido cerca de su origen por los músculos de las nalgas y no se puede palpar (sentir al tocar o presionar la piel). Sin embargo, cuando el nervio ciático está dañado, la pierna puede sentirse rígida e inflexible durante los movimientos.3 Cuando se inflama o se pincha, el nervio puede provocar dolor debilitante, debilidad y hormigueo en la parte baja de la espalda, las nalgas y las piernas.
Un problema con el nervio ciático puede producirse en la columna lumbar (parte baja de la espalda) a nivel de la raíz nerviosa, donde se origina el nervio. Los problemas también pueden producirse a lo largo del recorrido del nervio en el muslo, la pierna o el pie. Los síntomas suelen percibirse en las zonas situadas alrededor y por debajo del lugar en el que el nervio está afectado.
Los síntomas y signos de un problema del nervio ciático se experimentan habitualmente como dolor, entumecimiento, alteración de la sensibilidad y/o debilidad que afectan a la parte de la pierna abastecida por el nervio (derecha o izquierda). En raras ocasiones, pueden verse afectadas ambas piernas.

Compresión del nervio ciático

El nervio ciático, también llamado nervio isquiático, es un nervio de gran tamaño en los seres humanos y otros animales vertebrados que es la rama más grande del plexo sacro y discurre a lo largo de la articulación de la cadera y hacia abajo de la extremidad inferior. Es el nervio único más largo y ancho del cuerpo humano, y va desde la parte superior de la pierna hasta el pie en la cara posterior[1] El nervio ciático no tiene ramas cutáneas para el muslo. Este nervio proporciona la conexión con el sistema nervioso de la piel de la parte lateral de la pierna y de todo el pie, de los músculos de la parte posterior del muslo y de los de la pierna y el pie. Se deriva de los nervios espinales L4 a S3. Contiene fibras de las divisiones anterior y posterior del plexo lumbosacro.
En el ser humano, el nervio ciático se forma a partir de los segmentos L4 a S3 del plexo sacro, un conjunto de fibras nerviosas que surgen de la parte sacra de la médula espinal. El tronco lumbosacro de las raíces L4 y L5 desciende entre el promontorio sacro y el ala y las raíces S1 a S3 emergen de los forámenes sacros ventrales. Estas raíces nerviosas se unen para formar un único nervio delante del músculo piriforme. El nervio pasa por debajo del piriforme y a través del agujero ciático mayor, abandonando la pelvis[2]: 422-4 Desde aquí, desciende por la parte posterior del muslo hasta la fosa poplítea. El nervio se desplaza en el compartimento posterior del muslo por detrás (superficial) del músculo aductor mayor, y se encuentra por delante (profundo) de la cabeza larga del músculo bíceps femoral. En el hueco poplíteo, el nervio se divide en sus dos ramas:[2]: 532