Posturas faciles de yoga

Posición del loto

Como principiante en el yoga, puede que te sientas abrumado por el número de posturas y sus extraños nombres. Relájate- Estos son los pasos que te pueden ayudar a construir los procesos “lentos y graduales” del yoga y luego rodar en la estera de yoga para el mejor entrenamiento de yoga para principiantes.
Cuanto más practiques el yoga, más conciencia estarás construyendo en tu cuerpo,Lo más importante para un principiante es empezar y luego ser consistente con su práctica, recuerda que la práctica hace el progreso.
A medida que progresas, puedes adoptar posturas más desafiantes, pero es una buena idea mantener las cosas simples cuando estás empezando. Las posturas de yoga para principiantes que se describen aquí son lo suficientemente valiosas como para mantenerte ocupado durante mucho tiempo.
Esta postura le enseña a uno a pararse con majestuosa firmeza como una montaña. La palabra “Tada” significa montaña, de ahí viene su nombre. La Postura de la Montaña es la base de todas las posturas de pie; implica a los principales grupos de músculos y mejora el enfoque y la concentración. La postura de la montaña puede parecer “simplemente estar de pie”, pero hay mucho que hacer.

Bakasana

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
El yoga no tiene por qué ser difícil. Si esta mañana te has levantado de la cama y has estirado los brazos por encima de la cabeza, ya has hecho una postura de yoga. El yoga introduce la atención a los estiramientos para que prestes atención a tu alineación y a cómo se sienten realmente las posturas en tu cuerpo.
Muchas posturas básicas de yoga resultan muy familiares. Nuestro cuerpo se dobla y se pliega de forma natural en las posturas. Con atención y con respiraciones conscientes, puedes crear una secuencia como la que se muestra a continuación, que es orgánica a la forma en que se mueve tu cuerpo. Esta secuencia de 10 posturas parece sencilla, pero estirará y fortalecerá tus principales grupos musculares.

Hatha yoga

Las posturas sentadas del yoga incluyen posturas rectas y con las piernas cruzadas, pliegues hacia delante y giros. Este tipo de posturas son apropiadas para practicantes de todos los niveles, con el uso de accesorios según sea necesario para promover una alineación segura. Puedes hacerlas para relajarte al principio de una sesión de yoga, pero probablemente podrás profundizar más si las revisas hacia el final de tu práctica después de haber generado algo de calor con las posturas de pie.
Las posturas sentadas son ideales para mejorar la flexibilidad al estirar las piernas (isquiotibiales, cuádriceps y pantorrillas), la espalda y los músculos que rodean la pelvis, también conocidos como caderas. Sentarse en el suelo proporciona una posición de estabilidad que facilita la apertura del cuerpo, pero no es cómodo para todos. Si te resulta difícil sentarte con la espalda recta, prueba a poner una manta doblada, un cojín o un bloque bajo el trasero. Elevar las caderas suele ayudar a que la columna vertebral se alinee de forma más sostenible.
Beneficios: Mejora la conciencia postural, abre las piernas, el pecho y los hombros. Ideas para la alineación: Probablemente hayas oído decir que la Postura de la Montaña es la piedra de toque de la alineación para muchas de las posturas de pie del yoga. La Postura del Bastón es el equivalente para las posturas sentadas: una línea base de alineación. Al igual que la Montaña, parece aparentemente sencilla pero requiere una gran atención a los detalles.

Las mejores posturas de yoga

Postura del niñoEsta postura tranquilizadora es una buena posición de pausa por defecto. Puedes utilizar la postura del niño para descansar y volver a concentrarte antes de continuar con la siguiente postura. Estira suavemente la parte baja de la espalda, las caderas, los muslos, las rodillas y los tobillos y relaja la columna vertebral, los hombros y el cuello.
Sé consciente: Concéntrate en relajar los músculos de la columna vertebral y la zona lumbar mientras respiras.Postura del niñoEsta debería ser tu postura preferida siempre que necesites descansar un momento durante un entrenamiento de yoga.PruébalaPerro mirando hacia abajoEl perro mirando hacia abajo fortalece los brazos, los hombros y la espalda mientras estira los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos de los pies. También puede ayudar a aliviar el dolor de espalda.
Ten en cuenta: Concéntrese en distribuir el peso uniformemente a través de las palmas de las manos y en levantar las caderas hacia arriba y hacia atrás, lejos de los hombros.Perro mirando hacia abajo Esta es una de las posturas de yoga más comunes.  Pruébala. La postura del tablón, un ejercicio muy común, ayuda a fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas.
Sé consciente de ello: Al hacer la plancha, imagine que la parte posterior del cuello y la columna vertebral se alargan. Esta postura común puede fortalecer el núcleo, los hombros, los brazos y las piernas. Es una buena postura para aprender si quieres trabajar en posturas más avanzadas, como los equilibrios de brazos o las inversiones.