Que es exhalar

cómo se pronuncia exhalar

Al inhalar (inspirar), el aire entra en los pulmones y el oxígeno del aire pasa de los pulmones a la sangre. Al mismo tiempo, el dióxido de carbono, un gas de desecho, pasa de la sangre a los pulmones y se exhala. Este proceso se denomina intercambio de gases y es esencial para la vida.
Además de los pulmones, el sistema respiratorio incluye la tráquea, los músculos de la pared torácica y el diafragma, los vasos sanguíneos y los tejidos que hacen posible la respiración y el intercambio de gases. El cerebro controla la frecuencia respiratoria (la rapidez o la lentitud con que se respira), detectando la necesidad de oxígeno y de dióxido de carbono del organismo.
Los pulmones están situados a cada lado del corazón, dentro de la cavidad torácica. El pulmón derecho está dividido en tres lóbulos (secciones) y el izquierdo en dos. El pulmón izquierdo es ligeramente más pequeño que el derecho, ya que el corazón ocupa parte del espacio del lado izquierdo. Al inspirar, el aire entra en las vías respiratorias y desciende hasta los alvéolos (sacos de aire) de los pulmones. Aquí es donde tiene lugar el intercambio de gases.

inhalar y exhalar

Esto ocurre debido a las propiedades elásticas de los pulmones, así como a los músculos intercostales internos que bajan la caja torácica y disminuyen el volumen torácico. Cuando el diafragma torácico se relaja durante la espiración, hace que el tejido que ha deprimido se eleve hacia arriba y ejerza presión sobre los pulmones para expulsar el aire. Durante la espiración forzada, como cuando se sopla una vela, los músculos espiratorios, incluidos los músculos abdominales y los músculos intercostales internos, generan una presión abdominal y torácica que obliga a expulsar el aire de los pulmones.
El aire exhalado tiene un 4% de dióxido de carbono, un producto de desecho de la respiración celular durante la producción de energía, que se almacena como ATP. La exhalación tiene una relación complementaria con la inhalación, que juntas conforman el ciclo respiratorio de una respiración.
La razón principal de la exhalación es eliminar del cuerpo el dióxido de carbono, que es el producto de desecho del intercambio de gases en los seres humanos. El aire se introduce en el cuerpo mediante la inhalación. Durante este proceso, el aire se toma a través de los pulmones. La difusión en los alvéolos permite el intercambio de O2 en los capilares pulmonares y la eliminación de CO2 y otros gases de los capilares pulmonares para su exhalación. Para que los pulmones expulsen el aire, el diafragma se relaja, lo que empuja los pulmones hacia arriba. A continuación, el aire fluye por la tráquea y luego por la laringe y la faringe hasta la cavidad nasal y la cavidad oral, donde es expulsado del cuerpo[1] La exhalación tarda más que la inhalación y se cree que facilita un mejor intercambio de gases. Algunas partes del sistema nervioso ayudan a regular la respiración en los seres humanos. El aire exhalado no es sólo dióxido de carbono; contiene una mezcla de otros gases. El aliento humano contiene compuestos orgánicos volátiles (COV). Estos compuestos consisten en metanol, isopreno, acetona, etanol y otros alcoholes. La mezcla exhalada también contiene cetonas, agua y otros hidrocarburos[2][3].

definición de exhalación

Al inhalar (inspirar), el aire entra en los pulmones y el oxígeno del aire pasa de los pulmones a la sangre. Al mismo tiempo, el dióxido de carbono, un gas de desecho, pasa de la sangre a los pulmones y se exhala (espirar). Este proceso se denomina intercambio de gases y es esencial para la vida.
Además de los pulmones, el sistema respiratorio incluye la tráquea, los músculos de la pared torácica y el diafragma, los vasos sanguíneos y los tejidos que hacen posible la respiración y el intercambio de gases. El cerebro controla la frecuencia respiratoria (la rapidez o la lentitud con que se respira), detectando la necesidad de oxígeno y de dióxido de carbono del organismo.
Los pulmones están situados a cada lado del corazón, dentro de la cavidad torácica. El pulmón derecho está dividido en tres lóbulos (secciones) y el izquierdo en dos. El pulmón izquierdo es ligeramente más pequeño que el derecho, ya que el corazón ocupa parte del espacio del lado izquierdo. Al inspirar, el aire entra en las vías respiratorias y desciende hasta los alvéolos (sacos de aire) de los pulmones. Aquí es donde tiene lugar el intercambio de gases.

exhalar en una frase

La función del sistema respiratorio es inspirar oxígeno y exhalar dióxido de carbono. Esto se conoce como respiración. Las células del cuerpo utilizan el oxígeno para realizar las funciones que nos mantienen vivos. El producto de desecho creado por las células una vez que han realizado estas funciones es el dióxido de carbono. El sistema respiratorio ayuda a proporcionar la voz. También colabora con el sentido del olfato y del gusto.
El sistema respiratorio está formado por la nariz, la boca, la garganta, la tráquea y los pulmones. El diafragma es el principal músculo respiratorio del cuerpo. Los músculos respiratorios accesorios ayudan al diafragma y están formados por:
Cuando el diafragma y los músculos accesorios se contraen, el tórax se expande y lleva el aire a los pulmones; esto es la inhalación. Cuando los músculos se relajan, el espacio dentro del pecho se hace más pequeño y está sometido a más presión, y el aire es expulsado de los pulmones; esto es la exhalación, similar a la salida del aire de un globo.
Las células del cuerpo utilizan el oxígeno para producir energía. El oxígeno es transportado por la hemoglobina de los glóbulos rojos. Los vasos sanguíneos de los pulmones llevan la sangre oxigenada al corazón. A continuación, el corazón la bombea a las células del cuerpo. El producto de desecho de este proceso es el dióxido de carbono. La hemoglobina devuelve el dióxido de carbono a los pulmones, donde se exhala.