Rehabilitación psoas ilíaco

Tendinopatía del iliopsoas

Explorar activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Enclavado en la parte superior del hueso de la pelvis, el músculo ilíaco se extiende desde la costilla más baja hasta el fémur. Cuando te agachas, corres, caminas, te sientas o bailas, el músculo ilíaco trabaja junto con los demás músculos de la articulación de la cadera para que te muevas con suavidad y sin dolor.
El músculo ilíaco forma parte de un complejo sistema muscular en la zona de la cadera que puede funcionar por sí solo o con otros músculos.  Este músculo plano, con forma de triángulo, encaja en la superficie curvada (llamada fosa ilíaca) del hueso pélvico más alto y más grande, llamado ilion o a veces hueso ilíaco.

Prueba de tendinitis del iliopsoas

La tendinitis se refiere a la inflamación de un tendón, que es una banda de tejido conectivo fibroso que une un músculo a un hueso. El psoas o iliopsoas es un músculo situado en la parte delantera de la articulación de la cadera que se encarga de la flexión. Flexiona las caderas, dobla el tronco hacia el muslo y rota el fémur o hueso del muslo. Es un músculo profundo que se origina en la parte baja de la espalda y la pelvis, y se extiende hasta la superficie interna de la parte superior del fémur. El tendón del psoas puede inflamarse por el uso excesivo, la tensión muscular y la debilidad muscular, lo que da lugar a una dolorosa afección de la cadera conocida como tendinitis del psoas. Aunque esta afección puede afectar a personas de todas las edades, se observa con mayor frecuencia en atletas que practican deportes como el atletismo, el ciclismo, el béisbol, la natación, el tenis y el hockey. La tendinitis del psoas también se conoce como síndrome del psoas/iliopsoas o síndrome de la cadera de chasquido.
Puede que hacer ejercicio sea lo último que se le ocurra cuando sus articulaciones están rígidas y le duelen. Sin embargo, el ejercicio es una parte importante del tratamiento de la tendinitis del psoas para ayudar a aliviar el dolor y mantenerse activo. Los ejercicios de fortalecimiento de la cadera desempeñan un papel crucial en el restablecimiento de la función normal de la cadera y en la mejora de la flexibilidad y la fuerza, ya que se centran específicamente en los músculos iliopsoas de la cadera para mejorar el tratamiento de la tendinitis del psoas. A continuación se presentan algunos ejercicios diseñados para estirar, fortalecer y estabilizar los músculos del psoas.

Ejercicios para la tendinitis del iliopsoas pdf

A continuación te presentamos algunas técnicas de estiramiento para mejorar la longitud de tu músculo iliopsoas.  Estiramiento de la zancada del músculo psoasEstiramiento de la zancada:  Comienza en posición de embestida, con la cadera que estás estirando como pierna de atrás. Mueve las caderas y el torso hacia delante todo lo que puedas y asegúrate de que la rodilla trasera no se desliza hacia delante. Mantén el torso erguido y el pecho hacia delante. Puedes añadir un mayor estiramiento incorporando una inclinación pélvica anterior, metiendo los glúteos por debajo de ti y moviendo el hueso pélvico hacia ti.
Estiramiento Thomas del músculo psoasEstiramiento Thomas:  Túmbate en el borde de una cama/mesa y tira de la rodilla hacia ti. Deje que la otra pierna cuelgue del borde de la cama y manténgala relajada. Debe sentir un tirón en la parte delantera de la cadera o del muslo. Este estiramiento es para la pierna que cuelga.
Estas son las dos posiciones principales que utilizo para estirar los flexores de la cadera, y las que recomiendo a mis pacientes. Sin embargo, hay muchas progresiones que incorporan diferentes músculos y diferentes partes del cuerpo en un solo estiramiento que puedes probar si encuentras que estos dos no te dan mucho estiramiento.  Estiramientos alternativos Músculo psoas

Protocolo de rehabilitación de la tendinitis del iliopsoas

Se llama así porque el músculo ilíaco se fusiona con el músculo psoas, formando una sola unidad. El músculo iliopsoas también tiene un tendón, que recorre la segunda mitad del músculo, desde el fémur hasta la parte inferior de la pelvis.
Un estudio de 1986 en el que se utilizaron electrodos para medir la actividad muscular descubrió que el aumento de la velocidad de carrera provoca sorprendentemente pocos cambios en los patrones de activación de la mayoría de los músculos, excepto los flexores de la cadera. Estos se activan mucho más cuando se aumenta la velocidad, impulsando la pierna en el aire para ayudar a alargar la zancada.
Un artículo publicado en 1985 en el British Medical Journal describe los síntomas clásicos de una lesión del iliopsoas: dolor en la parte profunda del abdomen o en la zona superior de la ingle, sensibilidad al presionar el músculo o el tendón con las manos y dolor al intentar flexionar la cadera contra la resistencia.
Los autores de este estudio describen el uso de la presión manual para resistir la flexión de la cadera cuando se comprueba la existencia de una lesión del iliopsoas, pero si no tienes un amigo o compañero que te ayude, puedes replicar la prueba utilizando un banco bajo o una estructura de cama. Dobla ligeramente la rodilla e intenta flexionar la cadera contra la resistencia y observa si te provoca dolor.