Tipos de pranayama

Tipos de pranayama pdf

1. Descubre los beneficios de los diferentes tipos de pranayamas2. Dirga Pranayama Calma La Mente Y El Cuerpo3. Ujjayi Pranayama Desarrolla La Resistencia4. Kapalabhati Pranayama ayuda a la digestión5. Sheetali Pranayama tiene un efecto refrescante6. El Nadi Shodhana Pranayama elimina el estrés7. El Kumbhaka Pranayama aumenta la capacidad pulmonar8. El Pranayama Bhramari ayuda a inducir el sueño9. Pranayama: preguntas frecuentesDescubra los beneficios de los distintos tipos de pranayamas
La respiración es la base de la existencia humana, y el pranayama, una antigua disciplina del yoga indio, tiene la respiración como núcleo. Consiste en un conjunto de técnicas respiratorias que te entrenan para regular intencionadamente tu respiración. Los diferentes tipos de pranayamas van desde los más sencillos hasta los más complicados, que los entusiastas del yoga disfrutarán.
Imagen: RF._.studio/ PexelsHay que reconocer que el mundo de los pranayamas es vasto y, a veces, puede resultar intimidante para los principiantes darle sentido. El pranayama se presenta en infinidad de formas: hay muchos tipos de pranayamas, pero sólo un puñado es bien conocido, como el kapalabhati y el Nadi shodhana. La mayoría de los tipos de pranayamas tienen su propio conjunto de beneficios curativos y se dirigen a diferentes partes del cuerpo.Antes de probar los muchos tipos de pranayamas para encontrar lo que funciona mejor para usted, siempre es prudente hablar con un practicante de yoga.Aquí hay algunos tipos de pranayamas para empezar en su viaje a ser más saludable.

Tipos de prana

El pranayama se considera desde hace tiempo un aspecto crucial del yoga. Esta práctica se centra en el control y la regulación de la respiración mediante técnicas y ejercicios respiratorios específicos. El Pranayama consta de tres etapas: la primera es la inhalación a través de las fosas nasales, que se conoce como Puraka. La segunda es la exhalación, conocida como Rechaka, y la tercera es la retención de la respiración o la retención fuera del cuerpo, conocida como Kumbhaka.
Este ejercicio es perfecto para aquellos que quieran empezar a practicar Pranayama. Al completar una respiración en tres partes, enseña al cuerpo a llenar y vaciar los pulmones de forma efectiva mientras se centra la atención en el momento presente. Esto es vital si no estás acostumbrado a utilizar toda tu capacidad pulmonar y puede ser una técnica muy beneficiosa para aliviar el estrés o la tensión en la vida diaria.
El Nadi Shodhana Pranayama es una práctica de hatha yoga que purifica los canales de energía del cuerpo. Durante la práctica de Nadi Shodhana, se bloquea una fosa nasal, inhalando y exhalando por el conducto abierto antes de cambiar de lado. Esto puede ser particularmente útil para aliviar los pensamientos acelerados o para aliviar la ansiedad y el estrés antes de quedarse dormido. La respiración alterna de las fosas nasales también puede ser beneficiosa para mejorar la capacidad de concentración al principio y al final de una práctica.

Comentarios

En las últimas décadas, la popularidad del yoga ha transformado esta antigua ciencia en una industria de pleno derecho. Conocida en la actualidad principalmente como una práctica de asanas, esta ciencia con múltiples capas de 8 prácticas fundamentales enraizadas en la base de la unión es más que una serie de posturas. Además de las posturas del perro y del árbol, otro componente clave en la práctica del yoga es el pranayama o respiración controlada. Aunque no se suele incorporar a las clases de yoga, el pranayama es muy apreciado en el Ayurveda por su capacidad para sintonizar con nuestra respiración, reducir el estrés y favorecer el equilibrio entre la mente y el cuerpo. Para saber más sobre los beneficios y las distintas formas de pranayama, hablamos con Joe Rich, practicante y profesor de Kundalini yoga, tal y como lo enseñó Yogi Bhajan, y fundador del Pacific Coast Ayurveda y del Center For Applied Consciousness en Gualala, California.
La ciencia yóguica de la respiración se llama pranayama. El prana es similar al oxígeno, que es el nutriente más vital de nuestro cuerpo – fundamental para la función digestiva de nuestro cuerpo, el sistema nervioso y los sistemas glandulares. El pranayama es la práctica raíz del yoga, precede a la práctica de asanas, que es lo que la mayoría conoce como yoga hoy en día. Podríamos seguir hablando durante días sobre las prácticas de pranayama, sus efectos y la personalización de las prácticas. En pocas palabras, la práctica y el dominio del pranayama le da a uno el dominio de su respuesta a la vida.

Tipos de pranayama y beneficios

La respiración natural es básicamente la conciencia de la respiración. Es el punto de partida del trabajo con la respiración. Nos permite comprender cómo estamos respirando y nuestros patrones de respiración. Es relajante, calmante, puede practicarse en cualquier momento y es el punto de partida básico de la meditación.
Siéntate en una posición cómoda. El cuerpo está estable, los hombros relajados, el pecho abierto y los ojos suavemente cerrados. Toma conciencia de la respiración. Observa si es superficial o profunda. Observa qué parte del cuerpo se mueve, el abdomen o el pecho. Observa si hay algún sonido con la respiración. Intenta concentrarte sólo en la respiración. Intenta ser consciente de la temperatura de la respiración. Cuando se inhala el aire está un poco frío, cuando se exhala está un poco más caliente. Observa la diferencia. Observa si la respiración se vuelve más suave y profunda. Observe si hay alguna tensión. Sea consciente sólo de la respiración. Ahora trata de ser más consciente de la respiración que entra en las fosas nasales. Concéntrese sólo en las fosas nasales. Ahora note que la respiración fluye hacia los pulmones. Concéntrese sólo en esa zona. Ahora concéntrese en los pulmones, sólo en los pulmones. Ahora trata de seguir el aire que fluye desde las fosas nasales y baja hacia los pulmones. Siga la respiración con la inhalación y la exhalación. Intenta concentrarte sólo en la respiración. Continúe con esta práctica durante el tiempo que le resulte cómodo.