Dolor parte trasera pierna derecha

cómo aliviar el dolor del nervio en la pierna

La ciática no es tanto una enfermedad como un síntoma. Se refiere a un dolor que comienza en la cadera y las nalgas y continúa por toda la pierna. Este síntoma suele ir acompañado de un dolor lumbar, que puede ser más o menos intenso que el de la pierna.
Los médicos utilizan el término radiculopatía para describir específicamente el dolor y otros síntomas como el entumecimiento, el hormigueo y la debilidad en los brazos o las piernas que están causados por un problema en las raíces nerviosas. Las raíces nerviosas son ramas de la médula espinal que llevan señales al resto del cuerpo en cada nivel de la columna vertebral. Este término proviene de una combinación de las palabras latinas radix, que significa “raíces de un árbol”, y pathos, que significa “enfermedad”.
Esta enfermedad suele estar causada por la presión directa de una hernia discal o por cambios degenerativos en la columna lumbar que causan irritación e inflamación de las raíces nerviosas. La radiculopatía suele crear un patrón de dolor y entumecimiento que se siente en los brazos o las piernas en la zona de la piel abastecida por las fibras sensoriales de la raíz nerviosa, y debilidad en los músculos que también son abastecidos por la misma raíz nerviosa. El número de raíces implicadas puede variar, de una a varias, y también puede afectar a ambos lados del cuerpo al mismo tiempo.

dolor lumbar que se irradia a ambas piernas

La ciática es un dolor punzante que comienza en la parte baja de la espalda, se irradia a la nalga y baja por la parte posterior de una pierna. El dolor suele estar causado por la presión ejercida sobre el nervio ciático por una hernia discal, espolones óseos o una distensión muscular (Fig. 1). Usted desempeña un papel importante en la prevención, el tratamiento y la recuperación del dolor de piernas. Suele mejorar con reposo, fisioterapia y otras medidas de autocuidado. El dolor crónico puede mejorarse con cirugía.
Figura 1. El nervio ciático está formado por los nervios espinales L4 a S3. Los dos nervios ciáticos recorren la pelvis y bajan por la parte posterior de cada pierna. Cada nervio se divide en un nervio peroneo y otro tibial para proporcionar la sensibilidad y el control muscular de las piernas y los pies.
El dolor ciático agudo se produce de forma repentina y suele curarse en varios días o semanas. La gravedad está directamente relacionada con la magnitud de la lesión tisular. El origen del dolor puede estar en las articulaciones de la columna vertebral, los discos, los nervios o los músculos y ligamentos.
El dolor ciático crónico persiste durante más de 3 meses y su origen puede ser difícil de determinar. El dolor crónico puede sentirse todo el tiempo o empeorar con determinadas actividades. Entre los factores que contribuyen a este dolor se encuentran las lesiones nerviosas, la cicatrización de los tejidos, la artritis o los efectos mentales del dolor. Las personas con síntomas crónicos pueden ser remitidas a un especialista en dolor (véase Tratamiento del dolor).

nervio ciático

La ciática es un término utilizado para describir el dolor irradiado que recorre el trayecto del nervio ciático, que va desde la parte inferior de la columna vertebral hasta la parte posterior de la pierna, pasando por las nalgas. Se produce cuando el nervio ciático se irrita o se pellizca debido a una serie de problemas en la parte baja de la espalda.
El término ciática describe el dolor irradiado que se desplaza a lo largo del trayecto del nervio ciático, que va desde la parte inferior de la columna vertebral hasta la parte posterior de la pierna, pasando por las nalgas. Ver: Vídeo sobre las causas y los síntomas de la ciática
Hay una serie de raíces nerviosas que salen de la parte inferior de la columna vertebral. Cuando cualquiera de estas raíces nerviosas en cualquiera de los lados de la parte inferior de la columna vertebral se irrita o se pellizca, el dolor puede irradiarse desde la raíz nerviosa hasta el nervio ciático. El dolor puede descender por el nervio ciático, a través de la nalga y bajando por la parte posterior de la pierna hasta el pie y/o los dedos. Suele producirse sólo en un lado del cuerpo.
El dolor es único: a menudo se describe como un dolor punzante y abrasador que se siente en lo más profundo de la nalga y se irradia hacia la parte posterior de la pierna. También se puede sentir adormecimiento, hormigueo o ardor a lo largo del nervio. Algunas personas describen el dolor del nervio como si fuera eléctrico. Por el contrario, los síntomas de la ciática pueden experimentarse como un dolor constante y sordo.

dolor en la parte posterior del muslo superior bajo la nalga

Las caderas son articulaciones increíblemente activas y no son ajenas a los dolores ocasionales, especialmente a medida que envejecemos. Pero el dolor punzante en una de sus caderas puede no tener nada que ver con su cadera en absoluto, pero una raíz nerviosa pellizcado en la espalda baja.
En Healthy Life Family Medicine en Goodyear, Arizona, el Dr. John Monroe entiende las muchas condiciones que pueden conducir al dolor radiante. Uno de los mayores culpables en este sentido es la ciática, que se desarrolla cuando ciertas raíces nerviosas en su espalda baja se irritan o comprimen, causando síntomas para viajar por su nervio ciático.
Lo primero que hay que entender es que la ciática no es una enfermedad, sino un síntoma de un problema relacionado con el nervio ciático. Este nervio es el más largo del cuerpo y comienza en la parte inferior de la columna vertebral, donde cinco raíces nerviosas se unen para formar el nervio ciático, que se divide y viaja a ambos lados de las nalgas, las caderas y las piernas.
Cuando alguna de las raíces nerviosas se irrita en la parte baja de la espalda, los síntomas pueden irradiarse a lo largo del nervio ciático, creando síntomas que bajan por las extremidades inferiores, normalmente sólo en un lado.