Tonificar espalda

Curl de bíceps

Una pieza de equipamiento tan pequeña puede dar grandes resultados. La pelota ayudará a su cuerpo a fortalecerse, adelgazar y tonificarse. Pero también mejorará su equilibrio y movilidad. La pelota hará que tus músculos trabajen más duro mediante pequeños movimientos de impulso y apretones sobre la pelota.
Esta guía ofrece una visión general de los ejercicios que puedes realizar con la Toning Ball para obtener los resultados que buscas. Te mostrará cómo realizar algunos ejercicios eficaces para todo el cuerpo y cómo utilizar realmente la bola de tonificación para entrenamientos de todo el cuerpo.
Los ejercicios y programas han sido diseñados para inspirar y ayudar a potenciar tu entrenamiento. Guiarán al principiante para empezar a utilizar la bola de tonificación y al usuario más avanzado para llevar su entrenamiento al siguiente nivel.  Te ayudará a tener un cuerpo más funcional, a mejorar la fuerza y, por tanto, a verte y sentirte bien.Los ejercicios se dividen en dos bloques: 1. 1. Glúteos y muslos 2. Núcleo/Abrazos y espalda
B. Exhala y mueve la pierna doblada con la pelota hacia atrás, tan alto como puedas. Al mismo tiempo, levántate sobre las puntas de los pies con la pierna que está de pie. Manténgase arriba después de 10 repeticiones y luego haga 10 pequeños impulsos hacia arriba, con la pierna con la pelota. Repite 3 series con ambas piernas.

Espalda tonificada frente a espalda sin tonificar

La zona lumbar suele ser un punto débil para muchas personas, sin que lo sepan. Sin embargo, a pesar de que la parte inferior de la espalda tiene un grupo integral de músculos que afecta a casi todos los movimientos que el cuerpo realiza a lo largo del día, el simple hecho es que la parte inferior de la espalda a menudo se pasa por alto a la hora de entrenar.
Esta rutina está diseñada para trabajar la parte inferior de la espalda de forma rápida y eficaz, de modo que no tengas que dedicar mucho tiempo a un grupo de músculos que no es tu principal objetivo (aunque probablemente debería serlo). La intención principal de esta rutina es quemar eficazmente la parte inferior de la espalda para aumentar la resistencia, e incluso la fuerza para algunas personas, sin ocupar el valioso tiempo de ejercicio que preferirías utilizar para centrarte en la pérdida de peso, la tonificación y el modelado total del cuerpo, la mejora de la resistencia cardiovascular, etc.
Debido a las exigencias a las que se somete la zona lumbar durante los ejercicios de casi todas las demás partes del cuerpo, no debe realizar esta rutina antes de cualquier otro entrenamiento. Así evitarás agotar la zona lumbar antes de pasar a otro ejercicio que requiera el apoyo de la parte inferior de la espalda, lo que podría aumentar las probabilidades de dejar que tu forma se deslice o incluso de lesionarte. Haz esta rutina sólo como el último entrenamiento del día, como el único entrenamiento del día, o con al menos un descanso de 4 horas antes de otro entrenamiento.

Vuele a

Mientras tanto, los músculos de la espalda pueden desempeñar un papel más importante de lo que cabría esperar en la asistencia a los movimientos compuestos de gran envergadura que se pagan con creces, como el press de banca. Los músculos de la parte superior y media de la espalda ayudan a estabilizar las articulaciones de los hombros, y cuanto más fuertes y estables sean los hombros, más peso podrás levantar en casi todos los ejercicios de la parte superior del cuerpo. Tus manos también tienen que intervenir en los ejercicios centrados en la espalda para soportar la carga, así que no te sorprendas cuando todas esas filas den como resultado unos músculos de los brazos más grandes.¿Estás obsesionado con tu parte delantera porque anhelas tener unos torsos en forma de V? No lo conseguirás sin centrarte en la espalda. Si eso es todo lo que buscas, echa un vistazo a este entrenamiento, pero probablemente deberías estar motivado para mirar más allá de lograr esa V.¿Ahora estás listo para dirigir tu atención a tu trasero más? Empieza con algunos de nuestros ejercicios favoritos para trabajar toda la espalda. Aguantes de Superman
Trabajar la espalda utilizando sólo el peso del cuerpo es difícil. Si no haces pullups o filas invertidas, no tienes mucha suerte, salvo este ejercicio heroico que hace trabajar los músculos de la parte media y superior de la espalda. Este sencillo movimiento puede ser más difícil de lo que esperas, así que asegúrate de ir despacio y de saber lo que estás haciendo antes de tirarte al suelo a volar: Colócate en el suelo sobre el vientre. Aprieta los glúteos para elevar los pies y las piernas, activa la parte media de la espalda y aprieta los omóplatos para levantar los brazos del suelo en posición extendida. Concéntrese en la activación de toda la cadena posterior para iniciar el movimiento; la parte inferior de la espalda no debe soportar todo el esfuerzo. Mantén el cuello en una posición neutral y evita mirar hacia arriba. Mantenga la posición superior durante una cuenta de dos antes de volver a bajar al suelo. Asegúrate de moverte a un ritmo medido durante toda la serie.

Significado de la espalda tonificada

Hemos reunido estos catorce ejercicios clave para que puedas crear tu propio entrenamiento de tonificación. Dedica las próximas dos semanas a fortalecer y aumentar tu masa muscular sin tener que hacer exactamente el mismo entrenamiento una y otra vez.
Empieza con un calentamiento fácil de cinco minutos, como un poco de yoga o estiramientos ligeros. A continuación, haz de 12 a 20 repeticiones de cada uno de los ejercicios seleccionados para completar un circuito. Realiza el circuito al menos dos veces para sacar el máximo partido a tu entrenamiento.
Pruébalo: con los pies separados a la anchura de la cadera, levanta ambos brazos por encima de la cabeza. Entrelaza los dedos y empuja las palmas de las manos hacia arriba para que giren hacia fuera. Baja los omóplatos manteniendo las manos lo más alto posible y empuja las caderas hacia delante. Esto estirará los músculos abdominales.
Crear la clásica forma de T con los brazos es una forma estupenda de tonificar los brazos, la parte superior de la espalda, el pecho y los hombros. Este sencillo ejercicio puede realizarse con bandas de resistencia o pequeñas pesas para un reto adicional.
Pruébalo: con los pies separados a la altura de las caderas, contrae los músculos de los glúteos y del estómago. Asegúrese de que la columna vertebral está recta y las caderas están orientadas hacia delante. Con los brazos extendidos y las manos a los lados, gire los brazos para que las palmas miren hacia delante. Al inhalar, levante ambas manos hasta que estén a la altura de los hombros y luego bájelas al exhalar. Este movimiento = una repetición.